jueves, 24 de diciembre de 2015

Philips EL3302/00G

Buscando por los armarios encontré la primera grabadora/reproductora de cassettes (cajitas en francés) o casetes (adaptación al castellano) de mi padre, una Philips EL3302/00G. Philips introdujo el sistema de casetes en el año 1961. La grabadora EL3302 fue uno de los primeros aparatos que utilizaban el nuevo sistema. Durante los años 1960 Philips creó varias versiones del modelo con pequeñas modificaciones. En Estados Unidos lo distribuyó con la marca Norelco.





En el interior tiene una pegatina del impuesto de lujo que se pagaba en aquellos años en España donde está indicado el modelo de la grabadora y la marca.


La grabadora está bastante envejecida, le falta el botón de grabación (botón izquierda rojo) y no dispone de micrófono. En la siguiente foto se puede ver el mismo modelo nueva, con botón de grabación y micrófono. El micrófono dispone de un interruptor que permite parar y reanudar la grabación.

mib18 at German Wikipedia [CC BY-SA 3.0 (http://creativecommons.org/licenses/by-sa/3.0/)]

Las casetes consisten en una cinta magnética (por eso también se conoce a este formato como "cinta") enrollada en dos carretes y metido todo en una caja pequeña (por eso el nombre de cassette, cajita). La cinta tiene dos pistas estereofónicas independientes donde grabar audio o datos, una por cada cara de la caja, y suelen recibir el nombre de cara A y cara B. La caja tiene unas aberturas por donde asoma la cinta y se pueden introducir los cabezales de escritura, lectura y borrado de la grabadora/reproductora. Los carretes tienen una rueda dentada por donde se introducen unos ejes de la grabadora/reproductora para enrollar la cinta en una u otra dirección.


La casete es una especie de versión en miniatura y más fácil de usar del magnetófono de bobina abierta. Este es mucho más grande y su uso es más complicado, ya que es necesario colocar manualmente los carretes y pasar la cinta por el cabezal grabador/lector.

El sistema de casetes estaba dirigido originalmente al dictado y uso portátil pero pronto la mejora en la calidad del sonido junto a las ventajas de su reducido tamaño y facilidad de uso hizo que reemplazara al magnetófono de bobina abierta y se popularizara para diferentes usos como la venta de música o el almacenaje de datos de ordenadores personales, como por ejemplo juegos.

Marcin Wichary from San Francisco, U.S.A. [CC BY 2.0 (https://creativecommons.org/licenses/by/2.0)]

Fue un sistema revolucionario que dio la posibilidad a todo el mundo de llevar un estudio de grabación consigo. Era algo comparable a la revolución que suponen hoy en día los móviles, que permiten llevar un ordenador multimedia en el bolsillo.

Una persona que solía usar una de estas grabadoras era Keith Richards, el guitarrista de los Rolling Stones. En sus viajes entre concierto y concierto grababa las ideas que iba teniendo para nuevas canciones. Según se cuenta, una mañana, cuando Richards se levantó, se dio cuenta que la casete había avanzado hasta el final, pero no recordaba haber grabado nada la noche anterior. Al escuchar la casete vio que había grabado lo que más tarde se convertiría en la fantástica canción Satisfaction. Si no hubiera sido por la grabadora quizás esa canción se hubiera perdido para siempre en los sueños de Richards.


En otra ocasión Richards utilizó su grabadora para hacer que una guitarra acústica sonara parecido a una eléctrica pero con un sonido especial. Grabando el sonido de la guitarra acústica con el volumen de la grabadora tan alto que causara distorsión consiguió el sonido que se puede escuchar en canciones como Street Fighting Man, donde lo que parece una guitarra eléctrica en realidad es una guitarra acústica a través de una modesta grabadora de casetes.

Otro apasionado de las grabadoras, tanto como para llamar a la suya "mi mujer", era Andy Warhol. Y es que llevaba la grabadora siempre consigo para grabar sus conversaciones. Conversaciones que luego plasmaría en alguno de sus libros, como por ejemplo "La filosofía de Andy Warhol. De la A a la B y vuelta a empezar", donde quizás la A y la B además de a Andy y Brigit se refieren a las caras de las casetes. En la siguiente foto se le puede ver, con lo que parece ser una grabadora, debajo del brazo.

Catmuuu [CC BY-SA 3.0 (https://creativecommons.org/licenses/by-sa/3.0)]

Y una grabadora EL3302 o similar apareció en la película de Manolo Escobar "Me debes un muerto", de 1971.


El que cualquier persona pudiera llevar consigo un sistema de grabación también permitió que hoy día podamos escuchar conciertos grabados en los años 1960 y 1970 por los asistentes al concierto.

El funcionamiento de la grabadora se basa principalmente en los fenómenos electromagnéticos. Desde hace siglos se conocían los fenómenos eléctricos y magnéticos por separado pero no fue hasta el siglo XIX que se llegó a la conclusión de que la electricidad y el magnetismo eran una misma fuerza, el electromagnetismo

Los científicos descubrieron que la electricidad producía magnetismo y que el magnetismo producía electricidad. Cuando pasaba una corriente eléctrica por un cable producía un campo magnético como el de un imán y en un cable moviéndose en un campo magnético se producía una corriente eléctrica. Eso en la práctica dio lugar a la creación de electroimanes y generadores eléctricos.

Para grabar el audio en una casete se utiliza un micrófono que está compuesto por un diafragma que se mueve con las ondas sonoras y un transductor electroacústico que convierte las ondas sonoras en ondas electromagnéticas análogas (por eso a este tipo de sistemas se les denomina analógicos). 

Uno de los tipos de transductores es el magneto-dinámico, que consiste en un generador eléctrico formado por una bobina de cable unida al diafragma y un imán fijo. Cuando el diafragma vibra se mueve la bobina en el campo magnético del imán y se produce en el cable de la bobina una corriente eléctrica formada por unas ondas electromagnéticas análogas a las ondas sonoras. Otros tipos de micrófono se basan en otros fenómenos electromagnéticos, como los que utilizan condensadores o sensores piezoeléctricos

El micrófono u otra fuente de audio se conecta a la grabadora mediante el primer conector DIN. El segundo conector DIN sirve para conectar unos auriculares, un interruptor externo (por ejemplo integrado en el micrófono) o una fuente de alimentación externa. También se puede conectar un altavoz externo en la conexión de dos pines de la izquierda. La grabadora dispone de dos controles de volumen, uno de reproducción y otro de grabación.


El siguiente paso de la grabación se produce en el cabezal de grabación y lectura, que consiste en un electroimán formado por una bobina por la que pasa la corriente eléctrica generada en el micrófono formando un campo magnético que magnetiza la cinta magnética de la casete mientras esta avanza a velocidad constante de 4,75 cm/s movida por un motor eléctrico. De esta forma las ondas sonoras que se captaron con el micrófono quedan grabadas en la cinta de la casete.

Es importante que la velocidad de la cinta sea constante y estándar para que se pueda leer la cinta en cualquier reproductor y reproducir el sonido en el mismo tiempo en el que se grabó. Si se leyera más rápido el sonido se oiría más rápido y más agudo. Y si se reprodujera más lento el sonido se oiría más lento y más grabe. Esto es lo que pasa por ejemplo cuando las pilas están gastadas y no tienen suficiente potencia para mover el motor a la velocidad adecuada, el sonido se escucha mas lento y más grabe.

Antes de pasar por el cabezal de grabación la cinta pasa por el cabezal de borrado, donde se desmagnetiza la cinta para prepararla para la grabación. 

La cinta se mantiene en tensión y con velocidad constante sobre los cabezales mediante un pequeño rodillo y un cabrestante conectado al motor. Es el cabrestante y no el eje del carrete el que tira de la cinta para poder mantener la velocidad constante porque la cantidad de cinta que arrastra el carrete depende de la cantidad de cinta que tenga enrollada. Cuanta más cinta lleva enrollada tiene mayor radio y desplaza más cinta con la misma velocidad de rotación. Los ejes de los carretes se encargan de enrollar la cinta en los carretes.


El motor eléctrico que mueve la cinta está formado por bobinas de cable por las que al pasar corriente eléctrica se generan campos magnéticos que hacen que el motor gire. El movimiento se transmite a los ejes de los carretes y al cabrestante mediante un sistema de engranajes y poleas. Junto al motor hay un hueco para cinco pilas de 1,5 V.


Para reproducir el audio el sistema funciona al revés de forma análoga. El cabezal de grabación sirve de cabezal de lectura. Al pasar la cinta por el cabezal su magnetismo crea una corriente eléctrica en la bobina del cabezal.

El altavoz está formado por las mismas partes que el micrófono magneto-dinámico explicado anteriormente pero funciona al revés. La corriente eléctrica generada en el cabezal cuando llega al altavoz crea un campo magnético en la bobina del altavoz que hace que sea atraída por el imán moviendo el diafragma y generando ondas sonoras análogas a las grabadas en la cinta.


En un extremo de la parte superior de la grabadora se encuentran los mandos de control. En el centro está el mando de reproducción y retroceso y avance rápido. Este mando permite iniciar y parar la reproducción y avanzar o retroceder rápidamente a una posición determinada de la casete.

Cuando el mando está hacia atrás el motor está parado y los cabezales y rodillo están replegados. Cuando se desplaza hacia adelante los cabezales y el rodillo son desplazados también hacia adelante entrando en la casete. La cinta entra en contacto con los cabezales y queda atrapada entre el rodillo y el cabrestante. El motor se enciende y hace girar el cabrestante y el eje del carrete derecho en dirección contraria a las agujas del reloj. El cabrestante hace girar el rodillo y juntos tiran de la cinta a velocidad constante. El eje del carrete enrolla la cinta en este. La cinta pasa tensionada sobre el cabezal de lectura y se reproduce el sonido.

Cuando el mando se mueve hacia la izquierda se enciende el motor y se transmite su movimiento al eje del carrete izquierdo girando en la dirección de las agujas del reloj y enrollando la cinta en el carrete izquierdo a gran velocidad. Cuando se mueve a la derecha se realiza la operación inversa, en este caso el que gira es el eje del carrete derecho en dirección contraria a las agujas del reloj y se enrolla la cinta en el carrete derecho.


En el lado izquierdo se encuentra el botón de grabación. Para comenzar la grabación en la casete es necesario poner la grabadora en modo reproducción con el mando indicado anteriormente y apretar el botón de grabación. El apretar este botón hace que el cabezal de lectura/escritura funcione en modo escritura.

En el lado derecho se encuentra un galvanómetro que sirve para medir el volumen de grabación y la carga de las pilas. Está compuesto de una bobina dentro del campo magnético de un imán. A mayor corriente que pase por la bobina mayor es el campo magnético que se crea en esta y mayor la fuerza de repulsión respecto al imán. Esto hace girar a la bobina, junto a la banda de colores que tiene unida, indicando cada color un nivel de intensidad de corriente.


Hoy día con los CD's, memorias flash y música por Internet las casetes están en desuso pero hace poco se publicaba la noticia de que Sony está desarrollando una casete de 185 terabytes que permitiría almacenar más de 60 millones de canciones. Así que aún vamos a tener casetes para rato.

No hay comentarios:

Publicar un comentario